Archivo de la etiqueta: Pobreza

Macri no ha causado la pobreza de la Argentina, la ha revelado

La administración del presidente Macri en Argentina ha revelado que aproximadamente un tercio de la población vive por debajo del umbral de la pobreza (en términos generales, $ 800 para una familia de cuatro). Hay, pues, todo tipo de gente gritando que esto es obviamente el resultado del neoliberalismo y es todo culpa de Macri. Incluyendo desde una organización basada, graciosamente, en Venezuela. La verdad es que, por supuesto, Macri ha estado en el cargo sólo poco más de 10 meses.Incluso con la peor de las idioteces socialistas esto no es lo suficientemente prolongado como para hundir un lugar o una población en la miseria. Lo que ha sucedido es que Macri ha puesto de manifiesto el nivel de pobreza en Argentina, no la ha provocado.

No es que eso va a parar a los gritos de la gente al respecto :

Después de nueve meses de asumir el cargo, el gobierno del presidente Mauricio Macri no ha dejado ninguna duda acerca de su intención de restaurar el neoliberalismo en Argentina. Medidas como despidos masivos en el sector público, las políticas económicas del laissez-faire (liberalismo), la eliminación de barreras a la importación y exportación de prácticamente todos los bienes, y una reordenación de la política exterior del país con Washington han señalado.

Usted puede reconocer el estilo allí. Eso es de Telesur, en gran medida la creación de los socialistas bolivarianos que están haciendo sus propias economías tan bien.

El jueves, el Instituto Nacional de Estadística ha anunciado que el 32,2 por ciento de las personas que viven en Argentina están por debajo del umbral de la pobreza.

OK, así, ese es el nivel de pobreza. Qué se debería hacer al respecto? Bueno, no esto seguro :

Si ni el ciclo económico ni el sector privado pueden acabar con la pobreza, el gobierno no puede eludir su responsabilidad. Independientemente de que esta pobreza es estructural o cíclica, las respuestas van más allá de la asistencia social – los 120 mil millones de pesos destinados para el ministerio de Carolina Stanley en el Presupuesto 2017 dividido entre 13-14 millones de pobres recién revelada por el INDEC da una 70 pesos mensuales o más o menos por cabeza. Fiel a su profesión de ingeniero, Macri debería moverse rápidamente hacia un programa keynesiano de obras públicas masivas de trabajo intensivo que también repararía el déficit infraestructural.

No, en serio, simplemente no hay. Argentina tiene una tasa de inflación significativa en la actualidad, en gran medida como resultado de la liberación de la tasa de cambio de divisas. Y cuando se tiene una inflación significativa que realmente no es el momento de embarcarse en una reactivación de la economía keynesiana. No es que yo particularmente suscriba a las ideas keynesianas, pero incluso dentro de la burbuja de las personas que se suscriben esto sigue siendo contraindicado.

Y no es Macri que ha causado esto:

El Gobierno de Argentina ha publicado las cifras de pobreza por primera vez en tres años, que revela que casi un tercio de la población vive por debajo de la miseria.

La noticia fue un shock como la anterior administración de Cristina Kirchner había dejado de medir los índices de pobreza hace más que una década.

Que Kirchner se negara a liberar los números es indicativo de que no eran muy buenos. Y su gobierno también tenía una tendencia a tratar de enjuiciar a los economistas que liberaron los números de forma privada. Desde luego que trató con aquellos que trataron de calcular una estimación justa y razonable de la tasa de inflación. ¿Qué puede sonar extraño, pero el país había emitido algunos bonos, las tasas de interés sobre la cual estaban vinculados a la tasa de inflación. La falta de notificación oficial (subregistro) de la tasa de inflación (y son pocos los que creen que los números no fueron insuficientemente informados) daría lugar a un billete de interés más bajo. Así, se miraba más cruelmente a los que trataban de informar la tasa real.

Estamos por lo tanto muy poco, bueno, si somos honestos muy  dudosos sobre las estadísticas económicas desde antes de que esta última elección en noviembre del año pasado. Y por lo tanto esta versión de la estimación de la pobreza:

Las nuevas estadísticas ponen de manifiesto la dificultad de lograr el objetivo del presidente Mauricio Macri de “pobreza cero”.

“Lo que estamos empezando a tener en Argentina son las estadísticas reales. Lo que teníamos hasta hace unos meses era una ficción sin realidad. Fue una manipulación “, dijo Macri.

“Creemos que este es nuestro punto de partida, porque esta es la realidad de la Argentina. Sin controles, sin problemas financieros con el resto del mundo, sin distorsiones.

“Esta es nuestra realidad y quiero ser evaluados sobre si fui o no capaz de reducir la pobreza a partir de ahora.”

Al menos sabemos desde donde estamos empezando y podemos medir el progreso adecuadamente. Para Macri no ha causado esta pobreza, ha simplemente reveló lo mala que es.

Forbes

UNICEF: Tres de cada diez niño es pobre

Así lo revela un estudio que afirma que en Argentina hay cuatro millones de niños pobres.

pobreza

Un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)señaló que en Argentina tres de cada diez niños y adolescentes de entre 0 a 17 años es pobre. El informe agrega  que un 8,4 por ciento es “extremadamente pobre”. 

UNICEF midió 28 indicadores entre los que destaca nutrición de los niños hasta factores de su seguridad personal, como la exposición a la violencia.

La desigualdad queda en evidencia según las regiones del país. Un niño del noroeste tiene 6,5 veces más posibilidades de ser pobre que uno de la ciudad de Buenos Aires.

“En lugar de analizar el nivel de ingresos que hay en un hogar o por el consumo, esta nueva medición detecta carencias materiales y emocionales que impiden el desarrollo integral de los chicos”, aseguró la organización en un comunicado oficial.

Por ejemplo, la dimensión de Educación cuenta con tres indicadores: niñas, niños y adolescentes en edad escolar obligatoria que no asisten a la escuela; que tienen entre 14 y 17 años con educación primaria incompleta; que asisten pero con sobreedad.

La relación entre la mortalidad infantil y la caza furtiva de elefantes – Africa

POR ED STODDARD

Una manada de elefantes se reúnen en un pozo de agua en el Parque Nacional Hwange, unos 840 km (521 millas) fuera de Harare, 28 de octubre de 2013.

Qué tienen en común la mortalidad infantil y la caza furtiva de elefantes?

Mucho, de acuerdo con los grupos de conservación.

Los investigadores por primera vez han realizado conexiones claras entre la caza furtiva de elefantes en África, que ha estado surgiendo para satisfacer la creciente demanda de marfil en Asia, y factores como la pobreza, como lo demuestran las altas tasas de mortalidad infantil y la corrupción.

Estos relaciones siempre se han sospechado, pero nunca precisado con datos duros.

Los hallazgos provienen de un informe preparado para la cumbre del elefante africano de Botswana en diciembre por los grupos, incluido el tráfico, que sigue el comercio mundial de productos de vida silvestre, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción.

Las áreas donde la mortalidad infantil y la pobreza son peores también ven mayores niveles de caza furtiva de elefantes, pero los aldeanos pobres generalmente no se benefician del comercio ilícito de marfil.

En este sentido, el comercio de marfil – con su larga y ensangrentada historia – es similar a otras industrias extractivas en África, que han sido explotadas para satisfacer la demanda en otros lugares con pocas recompensas para la población local.

La demanda de marfil – utilizado para las tallas y valorado desde hace milenios por su color y textura – ha aumentado de forma pronunciada en los países asiáticos de reciente afluentes, sobre todo en China, alimentando una nueva ola de masacre de elefantes.

Después de un descenso en la década de 1990, la caza furtiva de mamíferos terrestres más grande del mundo han aumentado dramáticamente y en 2012 se estima que 15.000 elefantes fueron cazados ilegalmente en 42 sitios en África monitoreados por MIKE – el programa respaldado por la ONU para la Supervisión de la matanza ilegal de elefantes.

Desde 2010, los niveles de caza furtiva de elefantes en África han superado el 5 por ciento de la población total – un punto de inflexión, porque los asesinatos están superando la tasa de natalidad de los animales.

En una tendencia relacionada, la matanza de rinocerontes por sus cuernos – utilizado en la medicina tradicional en Vietnam y China – también ha aumentado, sobre todo en Sudáfrica, sede de la gran mayoría de los animales.

De acuerdo con estadísticas del gobierno de Sudáfrica, a partir del 19 de diciembre un récord de 946 rinocerontes fueron cazados furtivamente en el país en 2013, en comparación con 668 en todo el año 2012.

REPRESENTACIÓN DE LA POBREZA

El informe encontró un vínculo sorprendente entre las tasas de mortalidad infantil – medidos por el número de muertes de niños menores de un año por cada 10.000 nacidos vivos – y la matanza ilegal de elefantes.

“La mortalidad infantil Humana, que se interpreta como un indicador de la pobreza, es el nivel de sitio más fuerte correlato  … con los sitios que sufren de altos niveles de pobreza que experimentan mayores niveles de caza furtiva de elefantes”, dijo el informe.

La relación entre la pobreza y la caza furtiva – en África y en otros lugares –  se supone porque la vida silvestre es una fuente de alimentos o dinero para los habitantes de las zonas rurales empobrecidas.

Pero los vínculos entre las mediciones de la pobreza y el nivel de vida, tales como la mortalidad infantil, y la matanza ilegal de elefantes, no se han hecho antes, con el tipo de claridad que los investigadores han encontrado en los datos en los últimos dos años.

Julian Blanc, un co-autor del estudio y coordinador de la actuación de MIKE, dijo a Reuters que la mortalidad infantil era el mejor barómetro de la pobreza porque los datos para que, con base en el trabajo por el Centro para la Red Internacional de Información sobre Ciencias de la Tierra, existe a nivel local.

Por consiguiente, puede estar relacionado con los incidentes localizados de caza furtiva de elefantes, lo que es mucho más útil que otras medidas como el PIB per cápita, lo que puede dar una imagen sesgada, especialmente en los países con altos niveles de desigualdad.

Ziama en Guinea, Niassa en Mozambique, y Bangassou en la República Centroafricana fueron las tres áreas cubiertas en el informe con las tasas más altas de mortalidad infantil, que van desde 1.240 a casi 1.400 muertes por cada 10.000 nacidos vivos.

Las tres áreas también tenían niveles extremadamente altos de caza furtiva de elefantes. En el caso de Ziama, su población de elefantes es pequeño, pero se ha reducido en más de la mitad en los últimos años.

Los siguientes cuatro áreas en el ranking de mortalidad infantil se encuentran todos en la República Democrática del Congo.

El informe también encontró, utilizando el Indice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, que en el ámbito nacional “los altos niveles de caza furtiva son más prevalentes en los países donde la gobernanza es débil, y viceversa”.

La pobreza y el buen gobierno son los “factores facilitadores” de la caza furtiva, con la demanda del consumidor por otro eslabón clave en la cadena.

Pobres los niveles de gobierno y la alta pobreza se superponen entre los países como el Congo y la República Centroafricana, que también son áreas donde las personas locales ven poco valor en las poblaciones de elefantes.

“En muchas partes de África la gente que vive con elefantes deriva en  ningún beneficio de esa convivencia y sólo asumirá los costes en términos de daños a los cultivos, lesiones o muerte”, dijo Blanc en una entrevista telefónica desde su base en Nairobi.

TROPICAL, SIN LITORAL

Muchos de estos países – como la República Centroafricana – también sufren las maldiciones de tener climas tropicales, que imponen la fuerte carga de enfermedades vistas en sus tasas de mortalidad infantil, y al estar cercado de tierra, impone costos económicos.

Aún así, eso no quiere decir que la vida silvestre en estos lugares no se podría utilizar de una manera que podría traer beneficios económicos. Gabón muy boscosa y tropical, por ejemplo, es la construcción de una industria de turismo de vida silvestre dirigido a los más aventureros.

Pero en el centro de otras partes de África, los elefantes, un recurso natural que podría levantar las economías rurales en forma de eco-turismo, o incluso un comercio de marfil regulado, está siendo exterminado, privando a las generaciones futuras de ingresos potenciales.

Tales trampas de la pobreza sirven como un recordatorio aleccionador, en el contexto de la narrativa “África Rising”, que gran parte del continente más pobre del mundo todavía está siendo excluido de la dinámica de crecimiento económico y la inversión.

http://www.reuters.com/article/2014/01/02/us-africa-investment-idUSBREA010C420140102

 

Movimiento para poner fin a la #pobreza

10042744586_d178b86316_b.jpg

Vivir en un cementerio

SERBIA | SE MUDÓ TRAS PERDER SU CASA

Un indigente vive desde hace 15 años en una tumba abandonada en Serbia

Bratislav Stojanovic, de 43 años y ex trabajador de la construcción lleva quince años viviendo en un mausoleo perteneciente a una familia muerta hace más de 100 años.

Stojanovic Bratislav lleva 15 años viviendo en un cementerio | Foto: Daily Mail

Bratislav Stojanovic tiene 43 años y desde los 28 vive en un cementerio serbio. El lugar elegido es un mausoleo perteneciente a una familia desaparecida hace 100 años.

“Ahora tengo más miedo a los vivos que a los muertos”

Stojanovic ha afirmado  que vivir con los muertos no es tan difícil como algunos pueden pensar. “Tenía miedo al principio, pero poco a poco me fui acostumbrando”. “Ahora tengo más miedo a los vivos que a los muertos”. El único inquilino vivo del cementerio dice que tiene que tener mucho cuidado cada vez que quiere salir y que comprueba antes que no hay nadie alrededor. “No me gustaría provocarle a nadie un infarto al corazón”.

Unos vecinos silenciosos
Comenta Bratislav que la gente es muy amable con él, y que a veces le dan comida o ropa. “A veces tengo que conseguir mi comida de los contenedores de basura, pero puede ser muy nutritivo. Es increíble lo que la gente tira”, explicó. “No me asusta que dormir en una tumba. Los muertos están muertos. Lo que más miedo me da es pasar hambre”.

Además, su situación no corre peligro por el momento, “La familia propietaria de la tumba se ha ido por lo que técnicamente no pertenece a nadie. Si se porta bien no hay planes para desalojar “, dijo un portavoz. Bratislav afirma que se ha conseguido acostumbrar tras hacer algunos ‘retoques’. Además, dice “es seco y hace calor. Tengo algunas lámparas y mis posesiones personales. No es un palacio, pero es más cómodo que vivir en la calle”.

http://www.antena3.com/noticias/mundo/indigente-vive-hace-anos-tumba-abandonada_2013021500138.html