Archivo de la etiqueta: Obama

Obama recibe a Trump en la Casa Blanca

obama-trump

Obama tras el triunfo de Donald Trump

Nota de Harry Truman informando a Stalin de la bomba atómica

El presidente Harry Truman sabía la invención que iba a cambiar el mundo para siempre cuando autorizó los ataques a Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial.

Truman recordó el momento en que dijo al líder de la Unión soviética Joseph Stalin sobre el plan para lanzar la bomba – una memoria garabateó en la parte posterior de una fotografía redescubierta por el historiador presidencial Michael Beschloss:

http://twitter.com/BeschlossDC?ref_src=twsrc%5Etfw

 

CjdUiXQUUAAwZ8Q

En la que le digo Stalin esperamos dejar caer el explosivo más potente jamás hecho sobre los japoneses. Sonrió y dijo que apreciaba que se lo diga – pero él no sabía de lo que estaba hablando – la bomba atómica!

Alrededor de 140.000 personas fueron asesinadas o murieron dentro de los meses del ataque del 6 de agosto de 1945. Tres días más tarde, 80.000 personas murieron cuando una segunda bomba atómica fue lanzada sobre Nagasaki. El viernes, el presidente Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar el sitio del bombardeo de Hiroshima desde la decisión de Truman.

El presidente de EE.UU. ha llegado a Japón para participar en la cumbre del G7 y visitar la ciudad de Hiroshima.

 

Obama admite en Argentina que EE.UU. tardó en defender los derechos humanos durante el régimen militar

160324181211_sp_obama_argentina_624x351_ap

“Las democracias debemos tener el coraje de reconocer cuando no mantenemos los ideales que defendemos. Y nosotros tardamos demasiado en defender los derechos humanos”, reconoció Obama, que llegó a Argentina tras un histórico viaje a Cuba.

SEGUIR LEYENDO EN BBC

0014471676

Obama llega a Cuba

Un presidente de Estados Unidos puso este domingo pie en Cuba por primera vez en 88 años. Barack Obama, que en 2008 ganó las elecciones con la promesa de dialogar con países enemigos, aterrizó a las 16.19, hora local, en el aeropuerto José Martí de La Habana. Obama no llega para pedirle al líder cubano, Raúl Castro, un cambio político en uno de los regímenes autoritarios más longevos. Tampoco se le recibe con hostilidad: al contrario. En la isla caribeña, uno de los pocos reductos de la obamamanía, el presidente estadounidense quiere afianzar el acercamiento entre ambos países.

Obama, ha afirmado que su visita  tiene un carácter “histórico” pero que es sólo “un primer paso” en la nueva relación entre ambos países. En un encuentro con el personal de la Embajada estadounidense en La Habana, el mandatario ha recordado que “han pasado casi 90 años desde que un presidente estadounidense estuvo en Cuba”. “Es maravilloso estar aquí”, ha agregado.”Esta es nuestra primera parada. Es una visita histórica y es una oportunidad histórica para interactuar de forma directa con el pueblo cubano”, ha apuntado Obama.

Hasta unos meses, la posibilidad de que un presidente de EE UU entrase triunfal en La Habana entraba en la categoría de las peores pesadillas del castrismo. El apellido Castro provocaba en Washington y Miami —sede del exilio— urticaria, e imaginar a un presidente visitando a un Castro en el Palacio de Revolución de La Habana parecía pura política ficción.

La visita, de 48 horas, culmina un año en que Obama y Castro —un afroamericano nacido en 1961, cuando la revolución cubana tenía dos años, y un viejo revolucionario y militar nacido en 1931— han puesto fin a más de medio siglo de guerra fría. En poco más de un año, EE UU y Cuba han reabierto sus embajadas y Washington ha relajado las condiciones para hacer negocios y viajar a Cuba. El deshielo se ha acelerado tanto que, lo que parecía inimaginable hace un año y medio, como es ver a un presidente estadounidense paseando por La Habana, se antoja natural. La anomalía parece hoy la obstinación durante 55 años en una política de confrontación que mantuvieron diez presidentes sin lograr desalojar a los Castro del poder.

La visita incluye, además del discurso y una reunión el lunes con Raúl Castro (no con su hermano Fidel), encuentros con empresarios y disidentes, y la asistencia a un partido de béisbol. Le acompaña la familia al completo: la primera dama, Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y su suegra, Marian Robinson.

En el aeropuerto les recibieron el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, entre otros altos funcionarios y diplomáticos. Después de una reunión con empleados de la embajada estadounidense en La Habana, Obama visitó a pie La Habana vieja, el casco antiguo de la capital. El historiador local Eusebio Leal ejerció de guía. Después, se ha reunido con el cardenal Jaime Ortega, clave en las negociaciones secretas que llevaron a la normalización de las relaciones.

“Para los cubanos, la visita del presidente es una validación de la revolución”, dice Peter Kornbluh, coautor de Diplomacia encubierta con Cuba, una historia de las negociaciones secretas entre Washington y La Habana. En su última edición, el libro incluye el relato más detallado de las conversaciones que llevaron al anuncio, el 17 de diciembre de 2014, por parte de Obama y Castro, del restablecimiento de las relaciones.

“El punto de vista de Estados Unidos”, sigue Kornbluh, “es el siguiente: crearemos puentes culturales, económicos, políticos entre ambas sociedades. Y por estos puentes cruzará la enorme influencia del sistema estadounidense”.

Aplicada a Cuba, la doctrina de Obama en la política exterior reza que el cambio político —la democracia, el pluripartidismo, la libertad de prensa— no llegará impuesto desde fuera, ni mucho menos a la fuerza. Obama no busca el cambio de régimen: ni aquí ni en Irán. La idea es que, mejorando las vidas de los cubanos de a pie, el país acabará transformándose. Cuantos más turistas y estudiantes visiten la isla, y cuanto más negocien entre ellos cubanos y estadounidenses, más cerca estarán de la democratización.

El martes, en el discurso central de la visita, Obama dejará claro que corresponde al pueblo cubano —no a EE UU, ni a nadie más— decidir su futuro. Pero no callará su opinión. “Al pueblo cubano, como a los pueblos de todo el mundo, las cosas le van mejor con una democracia genuina en la que sea libre de elegir a sus líderes, expresar sus ideas y practicar su fe”, adelantó hace unos días en WashingtonSusan Rice, consejera de seguridad nacional de la Casa Blanca. “Estados Unidos seguirá promoviendo los derechos humanos para todas las personas, en cualquier lugar, incluida Cuba”.

En diciembre, Obama dijo que carecía de sentido visitar Cuba si no había avances palpables en derechos humanos. Estos avances no son visibles y, sin embargo, Obama viaja a la isla.

“Evidentemente, cambió de criterio”, dice el profesor Jorge Domínguez, de Harvard. “En vez de decir: ‘Voy a esperar a que sean palpables los avances en derechos humanos’, mi impresión es que él se ha dicho a sí mismo: ‘Dispongo de poco tiempo. Y si quiero que ocurran cambios en Cuba, tengo que ir a ver a Raúl Castro y decirle: ‘Oye, ¿qué pasa? Yo sólo no puedo hacer esto’’”. Cuando faltan diez meses para que un nuevo presidente le releve en la Casa Blanca, un presidente que podría deshacer los avances del último año, Obama quiere que el deshielo sea irreversible.

“Un presidente republicano podría dar marcha atrás si quisiera”, dice Elliott Abrams, veterano de la Administración Bush y uno de los referentes del movimiento neoconservador. “Mi principal objeción a la política de Obama es que, al contrario que en el caso de Birmania, donde planteamos demandas antes de levantar las sanciones, a Castro se lo hemos dado todo a cambio de nada. Los derechos humanos están peor hoy en Cuba que hace un año”.

Abrams cree erróneas las analogías de viaje de Obama a Cuba con el del presidente Richard Nixon a China en 1972 o el de Bill Clinton a Vietnam en 2000. “En Vietnam tuvimos una guerra con 50.000 muertos. China, a fin de cuentas, es una gran potencia. Cuba es pequeña, con una economía pequeña. Creo que, para Obama, se trata sobre todo de un viaje vanidoso: se reunirá con Castro y a la prensa le encantará, pero los efectos serán muy reducidos”.

El País

Obama hace referencia a uno de los cambios más notables en la historia de los mapas de National Geographic

“La disminución de las capas de hielo obligaron a National Geographic a hacer el mayor cambio en sus atlas desde que la Unión Soviética se desintegró”, dijo Obama durante un discurso en la Casa Blanca.

Después de la publicación del atlas en septiembre de 2014, el hielo se ha derretido aún más, señala National Geographic geógrafo Juan José Valdés .

Obama publicó el lunes la regla final de su llamado Plan Clean Power, que tiene como objetivo hacer frente al cambio climático mediante la reducción de las emisiones de dióxido de carbono que atrapan el calor de las centrales eléctricas.

National Geographic

El doble de Obama pasea por La Habana – Video

Un doble del presidente estadounidense Barack Obama se paseó este viernes por La Habana sorprendiendo a cubanos y turistas, en una ingeniosa performance que forma parte de la Bienal de La Habana.

Obama sobre los ovnis: Presidente dice a Jimmy Kimmel “No puedo revelar nada ‘ 👽

No se puede culpar a un hombre de intentar, una y otra vez.

En su programa de jueves tarde-noche presentadora de televisión Jimmy Kimmel le pidió al presidente Barack Obama para que aclare sobre los ovnis. El presidente respondió con una serie de observaciones lengua en la mejilla, que se puede ver en el vídeo de arriba.

El año pasado, Kimmel abordó el tema con el ex presidente Bill Clinton . Planteó el tema de supuestos ovnis y los extraterrestres en la parte superior de base militar secreta del Área 51 en Nevada exactamente de la misma manera con los dos presidentes.

Declaración Kimmel apertura a Clinton en abril pasado:
“. Si yo fuera presidente … me exijo para ver todos los archivos clasificados sobre los ovnis, porque yo quiero saber, me gustaría saber lo que ha estado sucediendo HIZO ESO? ”

Clinton respuesta: “Algo así.”

Kimmel declaración inicial de Obama el 12 de marzo:
. “Si yo fuera el presidente … Yo corro inmediatamente a donde quiera que tienen los archivos sobre el Área 51 y los ovnis, y me gustaría ir a través de todo para averiguar qué pasó ¿HIZO ESO? ”

Obama respuesta: “Es por eso que no será presidente, porque eso es lo primero que harías.”

Durante este breve intercambio, Obama contraatacó con más comentarios potencialmente provocadoras.

“Los aliens no dejan que suceda. Se podría revelar todos sus secretos, y ejercer un control estricto sobre nosotros”, dijo Obama. “No puedo revelar nada.”

Cuando Kimmel pulsa Obama, diciéndole cómo Clinton afirmó haber mirado en los archivos del gobierno sobre los ovnis y no encontró nada, Obama respondió: “Bueno, ya sabes, eso es lo que estamos instruidos a decir.”

Mientras que los teóricos de la conspiración podría tener un día de campo con ese tipo de comentarios, hay que señalar que, a lo largo de la corta minutos-y-un-medio,-UFO-alien-Area 51- diálogo relacionado entre Kimmel y Obama, ambos estaban sonriendo y riendo casi todo el tiempo, dando la impresión de que todo lo dicho por el presidente era estrictamente humorístico.

Ha habido otros momentos durante la presidencia de Obama en el que se atrevió, a declaraciones relacionadas con los ovnis, como se ve en la siguiente 03 2012 videoclip después de haber llegado a Roswell, Nuevo México, sede de la caída del OVNI legendario (y aún polémico) de 1947:

huffingtonpost