Archivo de la etiqueta: Alberto Nisman

La noche de Mirtha Legrand 11/04/15 con S.Arroyo Salgado, N.Castro, S.Kovadloff, R.Manguel

Alberto Nisman: 5 Datos rápidos que necesitas saber

60 Minutos ” explora la misteriosa y controvertida muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, que murió en enero de una herida de bala en la cabeza.

60 minutos

1. La Muerte de Nisman sigue siendo un misterio

(Getty)

Nisman fue encontrado muerto en el baño de su casa de Buenos Aires el 18 de enero de 2015, según el New York Times. Él murió de una herida de bala en la cabeza. El apartamento había sido cerrado por dentro y una pistola fue encontrada cerca de su cuerpo. No se encontró ninguna nota de suicidio.

Días antes de su muerte, ya que planeaba dar a conocer detalles de sus acusaciones contra la presidente de Argentina y uno de sus altos funcionarios, Nisman dijo a un periodista “podría salir de esta muerto”, informó el Washington Post.

Nisman acusó a Kirchner y al gobierno de negociar en secreto con Irán para evitar el castigo para los iraníes presuntamente responsables por el atentado de 1994, según el Post. Fue puesto a testificar ante el Congreso argentino y dijo que tenía pruebas condenatorias, incluyendo escuchas telefónicas. Afirmó en una denuncia de 289 páginas que el acuerdo hubiera sido a cambio de un pacto comercial que ayudaría a la debilitada economía Argentina.

“El presidente y su ministro de Asuntos Exteriores tomaron la decisión penal para fabricar la inocencia de Irán para saciar los intereses comerciales, políticos y geopolíticos de la Argentina”, dijo Nisman una semana antes de su muerte, según la Associated Press.


2. Su ex-esposa dice que fue asesinado

(Getty)

La ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, una jueza federal argentina y madre de dos hijas de Nisman, dijo el 5 de marzo que los investigadores que contrató habían descartado el suicidio o la muerte accidental, concluyendo que era “sin duda la víctima de un homicidio,” informó el New York Times. La investigación oficial no se ha completado.

Arroyo Salgado dijo que el cuerpo de Nisman había sido trasladado después de su muerte y sufrido “angustia” antes de morir.

El arma utilizada fue encontrada en el baño, y se dice que fue dada a Nisman por un ayudante, quien fue la última persona en verlo antes de morir. El colaborador, Diego Lagormarsino, un trabajador de tecnología en la oficina del fiscal, habló con 60 Minutos en una rara entrevista. . Él dijo que le dio a Nisman el arma porque Nisman temía por su vida y no se fiaba de sus guardaespaldas le dijo a la entrevistadora Lesley Stahl:

Él me dijo: “¿Sabes lo que se siente que sus hijas no quieren estar con ustedes porque tienen miedo de que algo va a pasar con ellos … ‘, yo nunca había visto Nisman tan preocupado.


3. Kirchner y Timerman han negado los cargos

Presidente argentina Cristina Fernández de Kirchner visita China

Kirchner y Timerman ambos han negado las acusaciones. Kirchner dijo: “Si hay retrasos o un encubrimiento de la AMIA, busquen en otra parte, no aquí”, según el New York Times.

Pero Kirchner también ha dicho que ella cree que Nisman pudo haber sido asesinado, pero culpa a las facciones en el servicio de inteligencia del país que reclama están tratando de desestabilizar a su gobierno.

Timerman fue entrevistado por Stahl de 60 Minutos . De las denuncias que hizo un acuerdo secreto con los iraníes, Timerman dijo a Stahl:

Bueno, eso es una mentira. Eso es una mentira total. Yo nunca dije eso. Nisman nunca mostró ninguna evidencia de que dije eso “.


4. Un juez rechazó el caso en contra de Kirchner y Timerman

(Getty)

El fiscal que se hizo cargo del caso tras la muerte de Nisman presentó la denuncia, pero un juez desestimó el caso a finales de febrero, según Reuters.

“El juez sostuvo que la denuncia … no era lo suficientemente fuerte como para iniciar un proceso penal porque no apoyó el supuesto de encubrimiento u obstrucción de la investigación” sobre el atentado, dijo el departamento judicial en declaraciones a Reuters.

Una apelación ha sido presentada por el nuevo fiscal, Gerardo Pollicita, informó ABC News . El caso se dirigirá a la Cámara Federal o Jueces.


5. El bombardeo mató a 85 e hirió a más de 300

(Getty)

El atentado en el centro de la investigación de Nisman ocurrió 18 de julio de 1994. Un atacante suicida condujo una furgoneta cargada de explosivos para el centro de la comunidad judía,  matando a 85 personas y se suicidó.

El atacante fue identificado en 2005 como Ibrahim Hussain Berro, un joven de 21 años de edad, de Líbano, que fue miembro del grupo militante Hezbollah, la BBC informó en ese momento.

Heavy

Argentina: Fiscalía desde el más allá?

La cobertura de los medios que rodean la muerte de Alberto Nisman se ha convertido en una historia en sí misma.

Un acto de violencia política puede crear ondas de choque que se sienten mucho después de que los muertos son enterrados. En Argentina, han pasado 21 años desde que el bombardeo de un centro comunitario judío que mató a 85 personas – 86, si ahora contamos el nombre de Alberto Nisman entre ellos.

Nisman  era un fiscal que seguía trabajando en el caso, que fue encontrado muerto de un balazo en la cabeza hace seis semanas, el día antes de que él fuera a testificar en un comité del Congreso. Desde entonces, hemos investigado que Nisman se acercaba a la presidenta Cristina Kirchner, su teoría de trabajo es que su gobierno estaba encubriendo las pruebas del caso.

Kirchner fue una de los que inicialmente calificó la muerte de Nisman como un suicidio – lo hizo en gran parte de los medios de comunicación – pero nadie está diciendo eso ahora. La historia se desarrolla a través de un paisaje de los medios que es una historia en sí misma. El gobierno de la presidente Kirchner ha aprobado leyes para redibujar el mapa de medios en Argentina – un proceso que amenazaba a la empresa de medios más grande del país, un conglomerado llamado Grupo Clarín.

No hay amor perdido entre Clarín y este gobierno – y que ha sido evidente en la cobertura de este caso. Ha sido la temporada abierta entre Clarín y los medios de comunicación que apoyan al gobierno.

Con una elección presidencial que viene a finales de este año, este caso – y la forma en que ha de ser cubierto – podría ser crucial para que termine sosteniendo el poder en Argentina. Esta es una complicada, historia titular con múltiples personajes y capas – con un superávit de especulación, acusaciones, agresiones y una escasez crítica de hechos concretos.

Al Jazeera

Carrió: “El periodista que se fue a Israel es del Mossad”

La diputada nacional, Elisa Carrió, afirmó este viernes (20/02) que el periodista que dio la primicia sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman y luego dejó el país tras denunciar amenzas, Damián Patcher, (del diario Buenos Aires Herald), “es del Mossad”, el servicio de inteligencia de Israel, país en el que se refugió. “Está claro que la Mossad está diciendo acá están haciendo un operativo”, agregó.

(Urgente24).- Elisa Carrió aseguró este viernes (20/02) que el periodista Damián Patcher, del diario Buenos Aires Herald y quien dio la primicia sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, pertenece al ” Mossad”, el servicio de inteligencia de Israel, país en el que se refugió tras denunciar amenazas en su contra por dar la noticia.

“Está claro que el periodista que se va a Israel es de la Mossad, está claro que la Mossad está diciendo acá están haciendo un operativo“, aseveró Carrió en declaraciones al canal Todo Noticias del Grupo Clarín.

Además, precisó que “el periodista“, se fue “para no comprometer a uno de los directivos de ese diario es (Jorge) Capitanich y ahora Cristóbal Lopez“.

“Todos los servicios secretos internacionales estaban siguiendo este caso“, dijo la líder de la Coalición Cívica en referencia a la denuncia que presentó Nisman antes de morir y donde imputó a Cristina Fernández  y a otros funcionarios por presuntamente encubrir el atentado a la AMIA.

Carrió narró que la noche en que el fiscal Alberto Nisman murió como consecuencia de un balazo en la sien, el 18 de enero, en el ferry Buquebús viajaban diplomáticos sirios e iraníes. E indicó que allí mantuvieron “una reunión de inteligencia“.

“Tengo por cierto, estamos verificando los dichos que me ratificaron siete personas, e incluso un periodista, (sobre que) la noche que él viene (Nisman) había una reunión de inteligencia de diplomáticos sirios e iraníes en el Buquebus“, indicó la legisladora.

Consultada por diario uruguayo El País, Carrió explicó que obtuvo el dato por fuentes cercanas a la embajada de Uruguay en Argentina sobre esa reunión de diplomáticos de inteligencia de Siria y de Irán.

“Lo que me dicen es que el embajador (Guillermo) Pomi venía en el barco que era el último barco que salía desde Montevideo a Buenos Aires“, reveló.

Rápidamente, Pomi negó la versión de Carrió: “Yo nunca vi ninguna reunión de nada. Yo no hablo con ella ni dije eso. No tengo ninguna idea de nada de eso, no tengo ninguna referencia“.

Por otro lado, la diputada expresó: “A lo que tienen miedo no es a lo que dijo Nisman hasta ahí, sino a la conexión local. Quien podía dar soporte operativo, remite a fuerzas guerrilleras formadas en Beirut. El secretario de (Mosher) Rabbani es un exmontonero. Rabbani vivía en la calle Rivera en Uruguay. Y las reuniones de inteligencia se están haciendo en Montevideo. Hay una íntima relación con funcionarios actuales del gobierno“.

 

Argentina, Irán y la extraña muerte de Alberto Nisman

‘Durante una investigación de 10 años, Alberto Nisman reunió grabaciones telefónicas que revelaron un acuerdo de impunidad entre los gobiernos iraníes y argentinos.

En silencio, marchando a través de Buenos Aires en la fuerte lluvia, los dolientes se acordaron de un padre, un ex marido, un hijo, un colega.

Con 400 mil personas de pie junto a ellos la búsqueda de justicia para Alberto Nisman, que tomó el grupo de fiscales, la ex esposa de Nisman y sus hijas, madre y familiares, casi dos horas y media para recorrer las 10 cuadras que separan la Plaza de los Dos Congresos de la Plaza de Mayo.

Sin embargo, los argentinos saben que con cada día que pasa están más lejos de conocer la verdad sobre la muerte de Nisman, el 18 de enero.

El fiscal tarde había estado llevando a cabo la investigación judicial de la participación de Irán en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina de Buenos Aires en 1994, en el que murieron 85 personas.

Durante una investigación de 10 años, Nisman reunió grabaciones telefónicas que revelaron un acuerdo de impunidad entre los gobiernos iraníes y argentinos a cambio de beneficios económicos. El informe de Nisman explicó que en medio de una crisis de las reservas, Irán vendería petróleo barato y comprar granos y armas desde Argentina .

Además, en algunas de las llamadas, el activista y político Luis D’Elía fue dado órdenes de un supuesto espía iraní, Yussuf Khalil. Y se descubrió que este representante comunicará dicha información con los iraníes, incluyendo Mohsen Rabbani, uno de los acusados.

Nisman afirmó que estos acuerdos habían sido garantizados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el actual ministro argentino de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, entre otros.

Cuatro días después de Nisman presentó sus hallazgos, y el día antes de que él estaba programado para testificar ante el Congreso acerca de sus acusaciones, fue encontrado muerto en su apartamento.

Cuando la noticia de la muerte de Nisman se rompió, una declaración oficial anunció que se había suicidado. Medios financiados por el gobierno contaron la misma historia. Además, las cuentas de los funcionarios y la policía parecían contradecirse entre sí acerca de hechos tales como el momento en que llegaron y lo que decían; o se supo que simplemente se olvidan de realizar una pericia judicial, que es su trabajo diario. Por eso podemos decir que esta muerte huele a pescado.

Ahora, más de un mes desde que murió Nisman, las autoridades todavía tienen que determinar si su muerte fue un suicidio o un asesinato. Los detalles de los procedimientos básicos, como la autopsia confirma cómo la bala entró por la cabeza y el resultado toxicológico, no han sido puestos en libertad. Sin embargo, las dudas y el escepticismo aumentan cada día como información escurre.

Dos de los guardaespaldas de Nisman han dado explicaciones contradictorias sobre los hechos ocurridos la noche de la muerte de Nisman. El juez, Manuel De Campos, se le impidió entrar en el apartamento de Nisman durante 30 minutos, hasta que el secretario de Estado para la seguridad pública llegó.

La fiscal Viviana Fein apareció en la escena 10 minutos más tarde, y se dice que ha perdido inmediatamente el control de la situación. Las cámaras de seguridad del edificio no funcionaron correctamente. Dos testigos han dicho que en el interior del apartamento de Nisman más de 50 personas estaban en el lugar, comer croissants y beber mate (una bebida a base de una hierba típica argentina). También se alegó que cualquier persona podía ir a la puerta del baño donde se encontró el cuerpo de Nisman, y que vio rastros de sangre en el pasillo.

Incluso Fernández siente que hay algo extraño está pasando, proclamando “el suicidio (estoy convencida) no fue un suicidio”. Pero la teoría de Fernández daña su reputación como ella podía culpable, al menos, por ser ineficaz en el control de los servicios que ha manejadp su gestión durante 12 años.

La presidente está todavía por expresar sus condolencias a la familia de Nisman, en lugar de los manifestantes diciendo: “Elegimos el canto y la felicidad, y dejarles el silencio para ellos”, – lo cual dice mucho.

Poco a poco, una causa penal se está convirtiendo en un asunto político sin un final a la vista. Y la investigación se está cayendo a pedazos, en la comodidad de aquellos que no quieren a Nisman a su alrededor.

The Guardian

 

 

#18F – Marcha del Silencio ~18-02-2015 ~ Alberto Nisman – Histórico!!

B-LxMW_IAAAEF45

La invitación corrió por cuenta de una grupo de fiscales federales. El motivo declarado era ofrecer un“homenaje” a la memoria de uno de los suyos. De Alberto Nisman, quien apareció muerto con un tiro en la cabeza días después de que denunciara a la Presidente de la Nación acusándola de intentar encubrir a los imputados de volar el edificio de la AMIA en 1994. Las circunstancias del hecho son, a un mes de sucedido, todavía inciertas.

Pero la consigna de los fiscales se mezcló con otras. Con las de espontáneos asistentes de todas las edades que llevaron sus propios reclamos. Pedidos de justicia. De paz. De rechazo a la impunidad. El destinatario principal, sin dudas, fue la Casa Rosada.

La marcha del silencio comenzó en la plaza de los 2 Congresos. Pero ya había miles esperando su llegada en el destino final, la Plaza de Mayo. En las mismísimas puertas de la Casa de Gobierno. La lenta circulación en la boca de la estación ‘Catedral’ de la línea D del subte ya anticipaba lo que pasaba afuera. En la superficie,  la densidad hacía más que dificultoso el avance desde  Diagonal Norte hacia Avenida de Mayo. El desplazamiento se veía complicado aún más por la presencia de los paraguas que se iban a convertir en el símbolo accidental del acontecimiento.

La Marcha de silencio al cumplirse un mes de la muerte del fiscal Nisman.

La variedad de sombrillas le puso un color especial a una jornada condicionada por las inclemencias del tiempo. Pero los paraguas no lograban su cometido. Nadie que sostuviera uno podía jurar que le evitó mojarse.

La lluvia, copiosa, no amedrentó a los asistentes. ¿Cuántas personas realmente marcharon? 400.000 dijo la Policía Metropolitana. Suena a exceso. 50 mil dijo la Policía Federal. Suena a mentira.

La marcha del silencio se interrumpía con aplausos. A veces sonaban como homenaje. A veces sonaban como protesta. La entonación del himno nacional tambíen cortaba el silencio. El cántico “justicia, justicia” por momentos quebraba el sigilo, que más bien era un murmullo sostenido.

Frente al Cabildo un grupo de jóvenes hacía lo posible para que el agua no les apagara las velas blancas que llevaban. Carteles con la leyenda “Yo soy Nisman” remitían a la histórica marcha en París tras la masacre en la revista Charlie Hebdo. Otros carteles resultaban una respuesta a la acusaciones del Gobierno. “No somos golpistas. Somos un pueblo golpeando”, rezaba uno pequeño sostenido por una mujer joven. “No soy gorila. No soy golpista. Soy un ciudadano”, clamaba el cartel que colgaba del cuello de un hombre.

El recambio era constante. Una columna humana salía de la plaza para que ingresara otra. Cerca de las 20:00 muchos ya desconcentraban. Pero el aluvión por Avenida de Mayo permanecía incesante. Más gente. Más paraguas.

Protesters holding umbrellas to shield themselves from the rain take part in a silent march to honour late state investigator Alberto Nisman in Buenos Aires Protesters hold a banner during a silent march to honor late state investigator Alberto Nisman in Buenos Aires Protesters hold up signs that read "Truth" during a silent march to honour late state investigator Alberto Nisman in Buenos Aires B-OSNxQIUAAB9zu

¿Podrá Argentina encontrar la Justicia sin Alberto Nisman?

El fiscal que investigaba el atentado contra un centro judío 1994 ha muerto sospechosamente. Él pudo haber sido la última esperanza de Argentina para encontrar la verdad.

El 14 de enero, el fiscal especial Alberto Nisman argentino presentó una denuncia legal acusando formalmente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman de tratar de encubrir el papel de Irán en el atentado contra un centro cultural judío en Buenos Aires 1994, que dejó 85 muertos. Kirchner y Timerman, Nisman afirmó, estaban encubriendo las pistas de Irán a cambio de petróleo. Cuatro días más tarde, Nisman fue encontrado muerto en su apartamento.

El día después de su muerte, Nisman se suponía que debía comparecer ante el Congreso de Argentina para presentar nuevas pruebas para apoyar sus acusaciones de encubrimiento de Kirchner. Los medios locales informaron que fuentes anónimas diciendo que porque un arma fue encontrada junto a su cuerpo y su apartamento estaba cerrado por dentro, Nisman se suicidó. Yo no lo creo.

Alberto Nisman sabía de años investigando las actividades de Hezbollah en América del Sur para mi libro Hezbollah:. La Huella Global del Partido de Dios libanés  La idea de que se suicidaría al igual que la investigación sobre el ataque de 1994 finalmente está avanzando simplemente no concuerda con el hombre y su año de duración, el compromiso tenaz para llevar a los perpetradores de este horrible acto de terrorismo ante la justicia. Después de Nisman presentó su denuncia la semana pasada, el gobierno de Kirchner insistió en que las acusaciones “no tienen fundamento”, pero ni los cargos ni la repentina muerte sospechosa del fiscal que les trajeron, sería la primera vez que el caso se vio empañado por la corrupción política e ilegal actividades en los más altos niveles.

La última denuncia de Nisman se derivó en un acuerdo bilateral con Irán y Argentina que concluyeron el año pasado para establecer una investigación conjunta sobre la explosión en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que hirió a más de 150, además de matar a 85 personas. La investigación del estado argentino en el bombardeo, dirigido por Nisman, ya había concluido en 2006 que Irán y Hezbollah estaban detrás del ataque. Desde entonces, las autoridades argentinas habían solicitado la extradición de ocho iraníes por su participación en el atentado, incluyendo varios gubernamentales de alto rango, inteligencia y funcionarios de la Guardia Revolucionaria. El acuerdo para una investigación conjunta, al parecer, el objetivo de reorientar la investigación fuera de Irán a cambio de mejorar las relaciones diplomáticas y económicas entre los dos países. Kirchner prometió absolver a los ex funcionarios iraníes acusados ​​de planear el ataque, Nisman acusó, a cambio de petróleo iraní, posiblemente, a un precio reducido. Un tribunal federal dictaminó el acuerdo bilateral para la investigación conjunta inconstitucional en mayo de 2014, pero una apelación ante la Corte Suprema del país está pendiente.

Desde el principio, en 1994, antes que Nisman fuera asignado al caso, la investigación argentina en el ataque a la AMIA fue manejado mal. El entonces presidente argentino Néstor Kirchner, el difunto marido de la actual presidenta, más tarde la describe como “una vergüenza nacional.” Las únicas personas condenadas por delitos relacionados con el ataque eran policías corruptos involucrados en la venta de la camioneta Renault Trafic que los agresores cargaron de explosivos. El juez Juan José Galeano, quien fue designado para servir como fiscal jefe, mantuvo inicialmente su carga de trabajo completo, mientras supervisaba este importante caso. Una vez que asumió la investigación de la AMIA a tiempo completo, fue capturado tratando de sobornar a un acusado (el propio acusado de ser un agente de policía corrupto acusado) para acusar falsamente a otros agentes de la policía de la implicación en el caso. Esta y otras “irregularidades” – incluyendo la acusación de Carlos Saúl Menem, quien fue presidente en el momento de la explosión, mantiene estrechos vínculos con la inteligencia iraní y aceptó un soborno de $ 10 millones del Irán para encubrir el papel de la República Islámica en el ataque – llevado a un gran jurado para destituir a Galeano en diciembre de 2003 por mala conducta oficial.

En ese punto, aunque Galeano había emitido su informe y dictado autos de procesamiento, el juez Rodolfo Canicoba Corral se hizo cargo del caso y se le asigna un equipo de fiscales federales con experiencia para la investigación. Liderados por Nisman, el equipo re-investigó el atentado a la AMIA desde cero, a pesar del paso de más de una década desde el ataque.

Resuelta la determinación de Nisman para ver que la justicia fuera servida y darle un cierre a las víctimas y sus familias, energiza la investigación y produce un expediente convincente a fondo que apunta a Irán y Hezbollah como los culpables.

La investigación abarcó cientos de archivos, produjeron 113.600 páginas de documentación, interceptaciones telefónicas apalancadas y material clasificado previamente incorporado de la principal agencia de inteligencia de Argentina. Algunos de los materiales solicitados por los fiscales ya no estaba disponible, por ejemplo, registros financieros destruidos por los bancos después de 10 años, como lo requiere la ley argentina. Otra información que los fiscales querían para su investigación fue – para su consternación y sorpresa – nunca se mantuvieron en el primer lugar. Registros detallados de inmigración de los terroristas acusados ​​y otros partidarios, lo que podría haber arrojado luz sobre sus idas y venidas desde el país antes y después del atentado, no existían.

El informe de investigación de Nisman de 2006 concluyó que la evidencia no era suficiente para apoyar la acusación y el arresto de algunos de los individuos señalados por Galeano hace tres años, aunque determinó que varios sospechosos adicionales deben ser acusados. Entre ellos el autor intelectual de Hezbollah operativa, Imad Mughniyeh, el ex presidente de Irán, el ayatolá Ali Akbar Hashemi Rafsanjani, y el ex jefe de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezaei, entre otros.

Pero el informe de la fiscalía especial reservada críticas por hallazgos de Galeano con respecto a Irán y Hezbollah. Mientras Galeano concluyó que el atentado a la AMIA fue obra de “elementos radicalizados del régimen iraní,” El equipo de Nisman determinó “que la decisión de llevar a cabo el ataque no fue hecho por un pequeño grupo escindido de los funcionarios islámicos extremistas, sino que era una decisión que se discutió extensamente y fue adoptada en última instancia por el consenso de los más altos representantes del gobierno iraní. “se emitieron nuevas acusaciones e INTERPOL apagó las ” alertas rojas “para facilitar la detención de los acusados.

Dada esta conclusión definitiva por los investigadores designados por el gobierno, el acuerdo entre Buenos Aires y Teherán ocho años más tarde fue siempre sospechoso. Y nunca estaba claro cómo el gobierno de Kirchner planeaba encubrir la evidencia del papel de Irán en el atentado, que había sido documentado en los archivos de investigación voluminosos.

Con la muerte sospechosa de Nisman, un acuerdo con Irán ya no era necesario para hacer descarrilar la investigación. Alberto Nisman fue un fiscal único, decidido y sin inmutarse. Medios de comunicación argentinos han respondido con rabia e incredulidad, y Buenos Aires y otras ciudades han visto miles de manifestantes que salen a las calles. La sustitución de Nisman será una verdadera hazaña. Y, sin embargo, el gobierno de Kirchner ahora tiene la responsabilidad de hacer precisamente eso. El reemplazo de Nisman debe ser de un luchador igualmente tenaz por la verdad, y el gobierno debe ser socio imprescindible con este nuevo fiscal, no obstruir a ella o a él su investigación.

Conocí a Alberto Nisman varias veces en los últimos años – en mi oficina, cerca de Washington, DC, durante un café – y cada vez estaba más animado que el anterior. En nuestra última reunión, que estaba ansioso de seguir las pistas sobre Mohsen Rabbani. Rabbani fue el autor intelectual iraní acusado del atentado a la AMIA, y su nombre había surgido en un caso de terrorismo en Brooklyn, Nueva York, del que fui testigo experto. Puse a Nisman en contacto con los fiscales, y pronto él dejó Washington para ir a  Nueva York a reunirse con ellos.

Mientras escribía mi libro, tratando de navegar los detalles intrincados del atentado a la AMIA y otras casos de Hezbolá, Nisman fue un recurso muy valioso. Era una caja de resonancia con quien podría confirmar los hechos y aclarar los acontecimientos mientras trataba de entender lo que estaba sucediendo. Poco después de que Nisman presentara su denuncia de un encubrimiento, escribí en un correo electrónico a algunos colegas: “Las víctimas de este horrible ataque y sus familias están todavía muy lejos del cierre o la justicia, pero la determinación del señor Nisman – el Eliot Ness de la conspiración AMIA – al menos debería darles una cierta medida de esperanza “.

Hoy en día, nos quedamos esperando para el cierre y la justicia no sólo para las víctimas del atentado a la AMIA, sino también para el hombre que intentó más que nadie llevarlos precisamente a eso.

ForeignPolicy