Argentina vende $ 2.8 mil millones de la deuda ya que los inversores buscan Rendimiento

bn-qc912_argbon_m_20161005114930

La Venta sigue $ 16,5 billón emisión en abril, lo que subraya el retorno del país a los mercados de capitales después de default de 2001.

Argentina vendió €2.5 billion ($2.8 billion) de deuda el miércoles, un rápido retorno a los inversores extranjeros para un país que hasta hace poco se le cerró la puerta de los mercados internacionales de capital.

El acuerdo llega justo después de la edición de Argentina $ 16,5 millones en abril, una cantidad récord para un país de mercado emergente. los inversores de rendimiento-hambre ( Yield-hungry) se han ido acumulando en el crédito de mercados emergentes en medio de rendimientos bajos y negativos en otras partes, estimulando la demanda de bonos desde Ghana a Brasil.

Pero Argentina, cuya economía se espera que se contraiga este año, es un recordatorio de los riesgos que conlleva este tipo de inversión para los inversores a poner dinero en los mercados emergentes.

El miércoles, el soberano de América Latina comenzó a vender bonos denominados en euros en una operación de doble tramo, compuesto por deuda que vencerá en enero de 2022 y enero de 2027.

El acuerdo tenía un precio con un rendimiento del 4% para un bono que vence en el 2022 y 5,125% para los que se vence en el 2027, de acuerdo con una de las entidades colocadoras de negocio sobre el acuerdo. Había órdenes de 6,25 billón € para los dos enlaces combinados, según el banco.

La emisión de bonos masiva de abril fue un hito para el país, que había dejado de pagar más de $ 80 mil millones en la deuda soberana en 2001. Los funcionarios argentinos que participan en años de lucha pública con los tenedores de bonos, con una ex presidente que llamaba a algunos acreedores como “buitres”.

Los fondos de mercados emergentes han recibido entradas netas por valor de $ 45 mil millones durante los últimos seis meses, de acuerdo con cifras de  fund-tracker EPFR Global.

El dinero que se carga en los mercados en desarrollo se produce a pesar del aumento de los riesgos. A pesar de este nuevo dinero en efectivo, la calidad del crédito en los soberanos de mercados emergentes puede deteriorarse, Standard & Poor’s dijo en un informe esta semana.

Nueve de los 20 primeros soberanos de mercados emergentes – los que tienen la cantidad absoluta más grande de la deuda pública en circulación – tienen perspectiva negativa, lo que indica una posible baja en los próximos dos años, dijo Moritz Kraemer, Jefe Global Oficial de calificaciones soberanas de S & P. Eso se compara con sólo dos puntos de vista positivos entre esas 20 naciones.

En concreto, S & P le preocupa que el aumento de las tasas de interés de Estados Unidos succionará el dinero fuera de los mercados emergentes. Que la retirada podría venir como el rendimiento que los inversores buscan en los EE.UU. y como el dólar más fuerte hace el billete verde – deuda denominada más cara para los soberanos extranjeros, aumentando el riesgo de invertir en ellos.

Argentina fue uno de los tres soberanos, junto con Turquía y Venezuela, que S & P identificó como la causa más susceptibles a los aumentos de las tasas de Estados Unidos, dado que “son los más dependientes de las entradas de capital.”

También se espera que la economía de Argentina se contraiga este año. Bank of America Merrill Lynch espera una contracción del 1,5% en el producto interno bruto antes de que un rebote del crecimiento de 3% el próximo año, junto con la disminución de la inflación al 20% en 2017 a partir de alrededor del 36,5%.

WSJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s