(Humor político) Dear Compañero Obama:

Alejandro Borensztein

Disculpe que lo llame así, pero acá Compañeros somos todos. Me alegro de que finalmente haya decidido visitar la Argentina. Lástima que no vino antes, cuando estábamos en democracia, porque era mucho más divertido.

El gobierno actual es un poco plomo. Son muy entusiastas, muy voluntariosos, pero la mayoría es toda gente occidental del siglo XXI, común y corriente. Si tiene la oportunidad de conocerlos está bien y si no, no se pierde nada. Es un gobierno más del montón.

En cambio los anteriores, si bien tenían algunos problemitas con la humanidad, eran encantadores. Yo que usted no me perdería la oportunidad de conocerlos. Aproveche ahora porque, como viene la mano, en un par de semanas van a estar todos presos.

Por si no se lo contaron antes de venir, le sintetizo lo que pasó en estos años. Es muy simple. Había una vez un matrimonio de políticos que invitó al pueblo argentino a cenar a un restaurante y a degustar la especialidad de la casa. Para algunos, era un delicioso corderito patagónico progresista, y para otros era un gato de monte, medio cascoteado y fascistoide. Nos gritaron en blanco y negro durante toda la comida, nos vendieron gato por cordero y a los postres, Ella se puso de pie, nos tiró un vaso de tinto en la cara, se dio media vuelta, se envolvió en su capa y pegó un portazo. Cuando nos avivamos ya era tarde: se habían ido sin pagar la cuenta. Enseguida se descubrió que estaban entongados con todos los proveedores del restaurante, la bodega era de un testaferro y los trapitos que cuidaban los autos recaudaban para ellos. Como suele suceder en estos casos, ahora no hay quien levante el muerto y estamos todos en la cocina lavando los platos. Punto.

Con el detergente y la esponjita en la mano, el pueblo argentino eligió Presidente a un tipo bastante apropiado para la ocasión, que en sus comienzos se hizo famoso, entre otras cosas, por tener un cocodrilo en el bolsillo. El Compañero Maradona lo inmortalizó como “el cartonero Báez”. Ojo, no confundir aquel Báez con el que aparece ahora en los noticieros. Este es otro, mucho más generoso.

El nuevo gobierno tiene un fuerte apoyo popular, pero además hay un amplio espectro opositor político y sindical que se muestra comprensivo y lo está ayudando a lavar los platos, secar los vasos, acomodar las mesas, baldear el piso, sacar la basura y fumigar las cucarachas.

La única verdadera resistencia democrática quedó a cargo de algunos legisladores y funcionarios del gobierno anterior. Es un grupo pequeño de patriotas que combaten bajo las órdenes de un muchacho que se llama Máximo, pero le dicen Jesús porque es el hijo de Él, lo siguen como si fuera un profeta, y hasta los 30 años nadie sabe qué carajo hizo.

Por encima de Jesús está la Madre Superiora, también conocida como Ex Ella, preparando su retorno y haciendo un casting de abogados.

Por el momento, sólo trascendió que va a armar una fundación, que se va a llamar Patria y que se va a instalar en un Petit Hotel que alquilaron cerquita del Congreso para no tener que viajar mucho cada vez que haga falta enfrentar la dictadura. Son gente muy rara. Como si no tuvieran suficiente quilombo con todos sus hoteles, encima ahora quieren alquilar otro.

Ella y su marido conformaron un matrimonio presidencial dispuestos a dar todo por el pueblo y la Patria. ¿Vio House of Cards? Bueno, es por ahí pero cercano a la rascada.

Mientras tanto, le voy pasando algunos tips de último momento que le pueden ser útiles y que tal vez los del Departamento de Estado no estaban avivados.

Si usted, o los 850 ñatos que vienen con usted, necesitan pesos para llevar encima y moverse, le puedo conseguir algún cambista amigo que le va a pagar por los dólares un puntito más que el banco. Si hubiera venido una semana antes, tenía una cueva amiga que era ideal porque justo le quedaba de camino a la Casa Rosada, pero esta semana cerró. No sé si le dieron asueto al personal por Pascuas o si Casanello se despertó y activó el expediente.

¿Quién es Casanello? Un juez que se hizo famoso por frenar causas que complicaban al gobierno. Si hubiera sido juez en EE.UU., todavía Nixon sería presidente.

Si quiere mirar tele, leer diarios o escuchar radio, la cosa también está un poco complicada. Explotó un problemita con un señor Cristóbal López. Su canal C5N lo explica bien clarito: “Como Neymar, como Messi, como todos los grandes, ahora también Cristóbal enfrenta problemas con el fisco”. ¿De qué se trata todo esto? ¿Usted vio las películas de Scorsese? Bueno, por ahí va la cosa.

Si además de la agenda política, usted quiere un poco de noche, joda, boliche, música, motos, descapotables, esta gente del nuevo gobierno no le va a ofrecer nada. Están Larreta, Michetti, Vidal, el rabino Bergman, Esteban Bullrich, toda gente que en cuanto termina de laburar se van para su casa, se meten en la cama, miran un rato de tele, rezan y se apoliyan. Un plomazo. Olvídese. Si quiere joda, todavía lo mejor que tenemos sigue siendo Boudou. Ahí también va a tener que apurarse a llamarlo.

El que también lo podría haber ayudado en eso es un tal Aníbal Fernández, pero ahora ya está muy complicado. ¿Usted vio Breaking Bad? Bueno, por ahí va la cosa.

Antes de que me olvide, le aviso algo muy importante para que lo hable con su custodia. Cuando se muevan por la ciudad con el auto blindado, se les van a cortar las comunicaciones. No se asuste, no es un atentado. Por favor, no empiecen a disparar cada vez que se les corten los teléfonos porque van a acribillar porteños cada dos cuadras. Acá es así. Acá no andan. Acá la gente compra celulares pero sólo los usa para sacarse fotos.

Por último, me parece bien que el 24 de marzo lo pase en Bariloche. No es un buen día para estar en Buenos Aires. A la tarde juegan Huracán vs. Aldosivi de Mar del Plata y puede haber mucho quilombo en la calle. Y para colmo a la noche juega la Selección Argentina contra Chile. Si tenía pensado hacer una recepción en la Embajada no le iba a ir nadie.

Disfrute del Sur. Un lugar único en el mundo. Ni le cuento lo que es el Llao Llao, donde usted va a quedarse. Ideal para irse a vivir si llegara a ganar Donald Trump.

Compañero Obama, ha llegado usted al lugar indicado, en el momento justo. Ojalá atrás suyo lleguen muchas inversiones. Los argentinos también estamos dispuestos a poner sobre la mesa todos los verdes que tenemos encanutados. Después de ustedes, por supuesto.

Welcome to Argentina. Un país donde un Presidente delirante como Donald Trump no tendría lugar. Ya tenemos la historia llena.

logo-st

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s