Wall Street está a cargo de la Argentina (Una vez más)

  • Después de años de gobierno de izquierda, los veteranos de Wall Street mantienen altos cargos
  • Es el mejor equipo económico en América Latina, dice un analista.

Horas después de que Argentina llegó a un acuerdo con los fondos de cobertura de Nueva York para poner fin a un litigio de la deuda de 15 años,  funcionarios del área económica del gobierno tomaron al podio en Buenos Aires para difrutar en el momento.

1x-1

Primero en hablar aquel febrero por la tarde fue el ministro de Finanzas, Alfonso Prat-Gay. Es un viejo tipo de JPMorgan Chase & Co., un estratega de divisas. A su izquierda se sentó Luis Caputo y Santiago Bausili, los dos hombres a cargo del programa de deuda de la cartera. Ellos también son ex-alumnos de JPMorgan, y ambos irían a servir períodos de Deutsche Bank AG. A la derecha de Prat-Gay estaba el secretario del gabinete, Mario Quintana. Es un tipo de capital ex-privada, el fundador de una firma llamada Pegasus Capital de Riesgo.

Wall Street está de vuelta en favor de la nueva Argentina, y de una manera grande. Desde que ganó el cargo en noviembre, el presidente Mauricio Macri, un ex hombre de negocios, se ha cargado su administración con los comerciantes, financieros, empresarios, economistas y ejecutivos corporativos.

No es el tipo de movimiento que un líder podría considerar en este momento, digamos, en los EE.UU., España o Grecia, lugares donde el sentimiento anti-banquero ha llegado a un tono febril en los últimos años. Pero en Argentina – donde una década de intervención gubernamental en la economía, salpicada con una fuerte inclinación ideológica, ha alimentado la inflación galopante y el estancamiento del crecimiento – la población parece más abierta a la idea. Macri quiere deshacer esas políticas tan pronto como sea posible y quiere profesionales bien formados en las leyes de los mercados libres para hacerlo.

“La gente se cansó de vivir en un lugar donde el estado esté pegado a su nariz en todo”, dijo Miguel Kiguel, quien fue subsecretario de finanzas del país en la década de 1990. La mayor cantidad entre las regulaciones “absurdas” que fueron el enrejado de los argentinos, dijo, eran un laberinto de medidas que estrechamente controlaban el acceso de todos a dólares.

La historia entrelazada

Por lo menos, las contrataciones están ayudando a Macri ganar el juego de confianza , un paso crucial para volver a insertar el país en los mercados internacionales de capital más de una década después de que dejó de pagar $ 95 millones de bonos y desapareció de las pantallas de radar de los inversores. Kiguel dijo que el grupo estaba “técnicamente hábil, fuerte”, formado por profesionales que “tienen la capacidad de hacerlo.” Siobhan Morden, jefe de estrategia de renta fija de América Latina de Nomura Securities, dijo que era el mejor equipo económico en la región .

Eso no es algo probable que cualquier analista de bonos habría dicho del personal montado por la predecesora de Macri, Cristina Fernández de Kirchner. Su último ministro de Economía, Axel Kicillof, ex líder del movimiento juvenil, era famoso por protestar contra los inversores internacionales, diciendo una vez que Repsol SA de España fue “saqueador” del país y otra vez que los bonos en default en poder de los fondos de cobertura tenían tan poco valor como trozos de cartón.

“Ciertamente es un cambio de la era Kirchner”, dijo Morden.

Al frente del nuevo grupo está Prat-Gay. A los 50 años de edad, nativo de Buenos Aires,contratado por JP Morgan en 1994, casi al mismo tiempo que Caputo se unió al banco.(Bausili comenzaría allí un par de años más tarde como sería Vladimir Werning, el economista que ahora sirve como jefe de personal en el Ministerio de Finanzas.) En 1999, Prat-Gay se había abierto camino hasta el puesto más alto en el grupo de investigación de divisas de la firma en Londres, cargo que dejaría después del default para tomar las riendas en el banco central argentino – donde obtuvo el título de banquero central del año de la revista Euromoney en 2004. un par de años después de su regreso a la Argentina, así lo hizo Caputo, quien asumió el control de las operaciones de Deutsche Bank en el país.

Goldman, Barclays

No son sólo alumbres de JP Morgan y Deutsche Bank que dominan los directorios del gobierno. Goldman Sachs Group Inc., Barclays Inc. y Morgan Stanley están representados también, con los ex funcionarios que ocupan puestos clave en la agencia bancaria de fondos de pensiones y el estado central. Uno de los ex empleados de Goldman – un analista de deuda denominada Demian Reidel que ahora se sienta en el consejo del banco central – habían comenzado su carrera en JP Morgan. Hace poco estaba en QFR Capital Management, un fondo de cobertura con sede en Nueva York, que fue co-fundador.

El equipo de Macri ha tardado muy poco en la reversión de las políticas que heredaron, eliminando las restricciones sobre la compra de dólares, permitido que el peso comercie libremente, reducir el gasto del gobierno y negoció el pago de la deuda con el multimillonario Paul Singer y otros magnates de fondos de cobertura – todo dentro de los tres primeros meses en el trabajo.

Los términos de ese acuerdo, que todavía necesitan la aprobación del Congreso, han sido fuertemente criticados por aliados de Kirchner como demasiado favorable para los acreedores internacionales – algunos de los cuales están a punto de anotar ganancias desmesuradas sobre los bonos en default. Y ahí reside una vulnerabilidad clave en el rumbo de Macri: la percepción de que su equipo preparado por Wall Street es demasiado acogedor con los inversores. (Funcionarios de prensa en el palacio presidencial y el Ministerio de Finanzas no quisieron hacer comentarios para este artículo.)

Eso puede ser más de una preocupación por el camino, sin embargo, si llegase a fallar Macri para estabilizar la economía vacilante. Por ahora, los argentinos parecen más centrados en ver a un sentido de normalidad de retorno a su país. En el último recuento, la inflación anual fue de alrededor del 30 por ciento. Que arregle eso y puede que la gente no le importe cuánto dinero están haciendo los extranjeros.

Bloomberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s