La trama oculta de la fallida detención de los tres prófugos de General Alvear

La detención de Martín Lanatta, que ayer todos confirmaron, y las de Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, que nunca ocurrieron, dejaron expuestos errores de comunicación del gobierno; las debilidades de las fuerzas de seguridad y de las áreas de inteligencia, como así también la dificultad de coordinar la actuación gubernamental.

2-8

La “pista falsa” que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, asumió que le plantaron para desviar la investigación se produjo en medio de una descoordinación general de los distintos elementos que operaban en Santa Fe. Allí trabajaban juntos la Policía de Santa Fe, Gendarmería, efectivos de Policía Federal y personal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).
Recién a las 21 se supo dónde había surgido el error que “arruinó” el día de euforia. Si bien la ministra se hizo cargo, durante todo el día, tanto las fuentes judiciales, como las políticas y las policiales del ámbito nacional y del santafesino coincidieron sobre que eran tres los detenidos. Todos los medios reprodujeron esa información, como así también las declaraciones de los políticos que formalmente confirmaban que habían sido recapturados, vivos, los Lanatta y Schillaci.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s