La Floralis Genérica floreció en otoño junto a Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale

Floralis genérica

La Floralis Genérica, la escultura metálica instalada cerca de la Facultad de Derecho, Plaza de las Naciones Unidas volvió a abrir y cerrar sus pétalos después de permanecer seis años inactiva.

La escultura no funcionaba por “un desperfecto mecánico”, según informó el gobierno porteño pero se reinaugurará en el marco de un show gratuito previsto para las 18 en la Plaza de las Naciones Unidas, donde está ubicada la obra del arquitecto Eduardo Catalano. Allí se presentará sobre “una pantalla gigante de agua” el espectáculo visual “Buenos Aires en Flor” y actuarán los músicos Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale. Los trabajos de recuperación, que comenzaron en septiembre del año pasado, fueron promovidos por el gobierno porteño y contaron con el apoyo de la empresa OCA, que se hizo cargo del mecenazgo de esta obra, y de los ingenieros de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). “Constituye un orgullo recuperar este icono de Buenos Aires. Es un gran honor devolverle a la Ciudad un sofisticado monumento que combina la mecánica, el arte y un mensaje por la naturaleza y por la vida”, dijo el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Edgardo Cenzón. En tanto, Patricio Farcuh, CEO y presidente de OCA, aseguró que fue un “verdadero honor” para esa compañía ser parte del proyecto de puesta en valor de este “monumento único”. Los trabajos incluyeron el arreglo del pistón subterráneo, que permite que los pétalos se abran y alcancen un diámetro de 32 metros, el apuntalamiento preventivo de cada uno de los seis pétalos de 3.500 kilos de peso y 22 metros de altura, y el arreglo de los motores de la fuente que rodea a la escultura. Asimismo, se repararon los sensores de viento y agua que hacen que los pétalos se cierren cuando hay mucho viento y lluvia, y se reforzaron las estructuras que componen los pétalos con placas de aluminio y soldaduras, para que puedan soportar fuertes tormentas. La Floralis Genérica funcionó brevemente, luego de su inauguración en 2002, hasta que el mecanismo se rompió debido a que uno de los pétalos fue vencido por los vientos de una fuerte sudestada, lo que provocó la descompensación de toda la estructura. El gobierno porteño informó que, desde entonces, los intentos de reparación fueron “infructuosos” debido a que la empresa Lockheed Martin Aircraft, que la había construido, se fue del país, sin dejar planos. A este inconveniente se sumó el fallecimiento de Catalano, diseñador y donante de la obra. Finalmente, el año pasado fue posible reconstruir el diseño original, reparar el mecanismo y corregir las fallas de calibrado de la estructura tras el apoyo de la empresa OCA y el soporte técnico de los ingenieros de la UTN. La Nación

Completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s