Argentina deberá pagar 5.400 millones de dólares a acreedores y Argentina presentará una nueva apelación

El juez de Nueva York Thomas Griesa ordena al país sudamericano pagar a aquellos que rechazaron la reestructuración de la deuda

Las sentencias contra Argentina se acumulan en EE UU. El juez de Nueva York Thomas Griesa, de 84 años, falló este viernes que el país sudamericano deberá pagar 5.400 millones de dólares (4.865 millones de euros) a más de 500 acreedores que rechazaron la reestructuración de la deuda argentina en 2005 y 2010. Son parte de una minoría del 8% de los tenedores de los títulos públicos del país que se opusieron a los canjes de esos años ante la quita que plantearon los Gobiernos kirchneristas. El nuevo veredicto se suma a otro por 1.330 millones de dólares que el año pasado consiguieron dos de los llamados ‘fondos buitre’ y otros 13 pequeños inversores que también rechazaron la refinanciación propuesta por Argentina.

El país sudamericano acumula así fallos en contra por 6.730 millones de dólares (más de 6.000 millones de euros). Mientras no los pague, tampoco podrá seguir abonando al 92% de acreedores que aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010. Es así que desde julio pasado Argentina ha entrado en el impago de su pasivo reestructurado.

Pese a la crisis de deuda, la economía argentina no se ha deteriorado más de lo que estaba ni la prima de riesgo ha subido a niveles que reflejen una suspensión de pagos. Argentina consiguió a finales de 2014 financiamiento de China que le ha servido para recomponer sus reservas internacionales. Además, han comenzado a entrar capitales especulativos al país de inversores que confían en que quien suceda a Cristina Fernández de Kirchner en la presidencia argentina en diciembre próximo acuerde con los ‘fondos buitre’ y demás acreedores opuesto al canje, con lo que se normalizarían los pagos de la deuda reestructurada. De hecho, Buenos Aires ha logrado colocar nuevos títulos públicos en su mercado.

El Gobierno de Fernández había esgrimido en julio pasado que no pagaría a los ‘buitres’ para evitar privilegiarlos respecto de quienes habían aceptado quitas de hasta dos tercios del valor de la deuda original. También sostenía que una cláusula del pasivo establecía que si mejoraba la oferta de pago a los que rechazaron la reestructuración, debería subirla también a los que la habían aceptado. Pero esa norma venció el pasado 31 de diciembre y el Gobierno de Argentina sigue resistiéndose a negociar.

En agosto próximo se celebran en este país elecciones presidenciales primarias de voto obligatorio y el kirchnerismo tiene dos candidatos en disputa con diferentes posturas sobre la deuda, al menos en sus discursos públicos. El favorito, Daniel Scioli, ha designado como asesor a Miguel Bein, un economista que propone pagarle a los ‘fondos buitre’ pero con una quita del 30%. El otro postulante, Florencio Randazzo, busca conquistar el favor de los kirchneristas más fanáticos criticando a Scioli y Bein por su predisposición a abonarle a los demandantes sin un ajuste mayor. En cambio, el principal rival del kirchnerismo, el conservador Mauricio Macri, se ha diferenciado de ellos porque desde el año pasado viene defendiendo que hay que pagarle a los ‘fondos buitre’ todo lo que la justicia de EE UU les ha reconocido.

El Pais

Argentina presentará una nueva apelación ante la Corte de Nueva York por el fallo “insólito” de Griesa

Economía explicó que Griesa dictó este viernes “otra lamentable sentencia en favor de los acreedores holdout, que se sumaron al reclamo original de los fondos buitre (de NML y Aurelius, entre otros), pidiendo el dictado de una nueva sentencia pari passu a su favor”, denunció la cartera económica, que conduce Axel Kicillof.

La Argentina presentará una nueva apelación ante el Segundo Circuito de Nueva York frente a un nuevo fallo “insólito” y “a favor de los fondos buitre” del juez Thomas Griesa, acerca de los “me too”, los holdouts que quieren plegarse a la sentencia del “pari passu” , según comunicó esta noche el Ministerio de Economía.

Economía explicó que Griesa dictó este viernes “otra lamentable sentencia en favor de los acreedores holdout, que se sumaron al reclamo original de los fondos buitre (de NML y Aurelius, entre otros), pidiendo el dictado de una nueva sentencia pari passu a su favor” , y sin embargo, “la mayoría de estos “me too” no son nuevos litigantes”, denunció la cartera económica, que conduce Axel Kicillof.

“Tal como lo anticipó la Argentina, estos demandantes son los mismos fondos buitre que ya obtuvieron una orden similar en el pasado, pero que ahora se disfrazan en nuevas causas como “me too”, con el objetivo de generar más presión y la pretensión de multiplicar la estratosférica ganancia que les ofrece el Juez Griesa”, expresaron.

Economía ahondó en que “este nuevo proceso surge por iniciativa de los propios fondos buitre y de NML en particular, y que el fondo de Paul Singer realizó este pedido de “me too” al que se sumaron otras 36 acciones que involucran a más de 500 demandantes por un monto aproximado de 5.300 millones de dólares”.

Nuevamente, Argentina “tenía razón: quedó demostrado que el reclamo de los fondos buitre excede enormemente los 1.600 millones de dólares -que exigía Griesa y su mediador, Daniel Pollack en el 2014 para pagar la sentencia- y por eso no dudan en utilizar todos los medios necesarios para continuar intentando extorsionar a la República”.

Según Economía, los fondos buitre “utilizan su enorme capacidad financiera y de lobby, y apoyados en el aval de la justicia de los Estados Unidos, actúan en desmedro de la gran mayoría de los acreedores de nuestro país”.

Recordaron que “en la audiencia del 29 de mayo pasado en la que se trató este tema, Griesa se mostró, una vez más, desorientado con respecto al caso, a punto tal que debió pedir que le recuerden cuáles eran los efectos prácticos de su propia orden pari passu, que es el elemento central de toda la causa y que tantos problemas ha generado y continúa generando”.

“Las medidas pari passu, como tantas veces lo advirtió la Argentina, no sólo no son la solución al conflicto, sino que incluso la agravan, ya que le otorgan mayor poder extorsivo para que los fondos buitre intenten emplear contra la República y, lejos de ayudar, esta nueva aberración jurídica, hace imposible, que en la práctica, se llegue una verdadera solución al conflicto”.

Culminó con que “la República presentará ante el Segundo Circuito una apelación contra esta nueva decisión ilegal del Juez Griesa, y reitera su voluntad de acordar con el 100% de sus acreedores en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables”.

Telam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s