Ahora es el turno de Argentina de ser el matón de la deuda ðŸ˜²ðŸ˜±

Jorge Taiana, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Argentina. Fotógrafo: Cris Bouroncle / AFP / Getty Images

Los líderes de izquierda de Argentina han pasado una década vilipendiando a inversores que se niegan a asumir pérdidas masivas de la deuda pública en default. Sin embargo, han sido igualmente implacables hacia la deuda de un aliado socialista: Cuba.

Uno de los resultados es que la Argentina podría encontrar dificultades para entrar en cualquier auge de la inversión extranjera en Cuba si los EE.UU. procede con su empuje para restablecer las relaciones diplomáticas con el gobierno y levanta un embargo de medio siglo de antigüedad.

La deuda se remonta décadas, pero la fricción data de 2006. Para entonces, Cuba desde hace mucho tiempo había estado a la deriva por la Unión Soviética, su protector ahora disuelto, y se ahoga financieramente. Así que le preguntó el entonces presidente argentino Néstor Kirchner para recortar la deuda que había adquirido para financiar los envíos de automóviles que databan de 1973.

El original de $ 2400 millones de deuda se habían más que triplicado. Los cubanos se declararon para la indulgencia, según Jorge Taiana, quien fuera ministro de Relaciones Exteriores en el momento. Taiana, al hablar en público sobre estos eventos, por primera vez, dijo que los cubanos habían pedido una reducción del 75 por ciento y querían”pagarnos con pastillas y otros medicamentos.”

Taiana, quien es hoy un legislador del estado de Buenos Aires, estaba a favor, pero añadió: “Por desgracia, la oferta fue rechazada.”

Poco ha cambiado en los años transcurridos y la deuda probablemente se ha elevado a más de $ 11 mil millones, según Orlando Ferreres, que dirige Ferreres & Asociados, una firma de consultoría. Argentina también reclama a su pequeño vecino del norte Paraguay pagar una deuda $ 18,000,000,000 derivada de fondos que contribuyeron a construir una represa hidroeléctrica en 1983. El tamaño de la deuda se ha disparado en los últimos años desde un inicial de $ 6 mil millones, de acuerdo con ABC, un periódico líder en el país.

Amortización de Putin

El olor de la hipocresía creció un poco más fuerte en el caso de Cuba en julio pasado después que el presidente ruso, Vladimir Putin acordó condonar el 90 por ciento – casi $ 32000 millones – de la deuda de la era soviética de la isla caribeña. La presidenta Cristina Fernández, viuda de Kirchner, fue tan lejos como para alabar públicamente el gesto como “digno de imitar.”

Fernández no se detuvo allí. Instó al mayor inversor de la Argentina, el multimillonario Paul Singer, a tomar la misma posición indulgente hacia Argentina. Singer lidera un grupo de inversores que han rechazado la oferta de Argentina de pagar un 25 por ciento de sus 95 mil millones dólares de la deuda de un default de 2001. Los funcionarios del gobierno no se han mostrado renuentes en etiquetar a Singer como un “buitre”.

Taiana dijo que no recuerda por qué la petición de Cuba fue rechazada en 2006. Roberto Mori, ex funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo que habría requerido la aprobación del Congreso, que Kirchner estaba incierta de obtenerlo. Mori agregó que en los últimos años la única deuda perdonada por la Argentina era la de Bolivia en 1989. La deuda con Cuba añadiendo los intereses devengados se acerca más a $ 8 millones en la actualidad, dijo.

La ira de Paraguay

Los registros de la deuda de Cuba no son públicos y son administrados por el Poder Ejecutivo, de acuerdo con un funcionario del banco central argentino que pidió no ser identificado de acuerdo con la política interna. Alfredo Scoccimarro, vocero de la presidente, no respondió a un correo electrónico y llamada telefónica en busca de comentarios.

Mensajes telefónicos y correos electrónicos a la embajada de Cuba en Buenos Aires, no fueron respondidos de la Sección de Intereses de Cuba en Washington y su misión de la ONU en Nueva York.

Por ahora, el comercio entre los dos países se limita, por valor de sólo $ 350 millones en todo el año pasado, según datos compilados por Bloomberg.

Ferreres lamentó que él sería incapaz de conseguir las cifras del Banco Central y que tal secreto perjudica a Argentina como a Cuba y comienza a convertirse en un foco de inversión. Señaló que la Argentina no sólo cortó la deuda de Bolivia en un 90 por ciento, pero se llevó el resto del gas natural.

Taiana estuvo de acuerdo, diciendo: “Los hombres de negocios que se ocupan de Cuba no pueden obtener líneas de crédito porque la isla está en la lista negra del banco central argentino de los prestatarios que están en mora.”

Al otro lado de la frontera, en Paraguay, la ira parpadea periódicamente acerca de la deuda de $ 18 mil millones. ABC, el periódico local, utiliza un término familiar para describir el gobierno argentino: buitre.

bloomberg Argentina the Paul Singer hater plays cut throat creditor too

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s