FMI insiste con sombríos pronósticos para la economía de Argentina este año y 2016

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reiterado su previsión de una caída de 0,3% en el PIB de Argentina en el transcurso de 2015, mientras que la recomendación de una devaluación del peso y las medidas de austeridad con el fin de estimular el crecimiento en la economía.

En el informe de Perspectivas Económicas: Las Américas, escrito por el director del Hemisferio Occidental del cuerpo Alejandro Werner y Roberto Cardarelli, jefe de misión del FMI Chile, la organización internacional reiteró su predicción sombría para la economía de Argentina.

El próximo año, el 2016, según el informe, también promete poco crecimiento, con un aumento de la previsión de un 0,1%.

“Argentina mantiene desequilibrios financieros significativos, tras un largo período de expansión fiscal que ha impactado con fuerza sobre la financiación del Banco Central,” los reclamos del FMI.

El cuerpo añade que las restricciones sobre el comercio y el mercado de cambios también han creado una gran brecha entre los tipos oficial y negro del dólar de mercado. Se admite, sin embargo, que la brecha se ha estabilizado desde finales de 2014 entre el 40 y el 50%, con una inflación que sigue siendo de dos dígitos, pero que cae.

Mirando hacia el futuro, las condiciones comerciales adversas, sobre todo debido a la caída de los precios internacionales de la soja, debilidad de la actividad económica en Brasil y en el fortalecimiento del real, según el informe, han generado condiciones más desfavorables para el crecimiento de la economía argentina, con una contracción del 0,3% previsto para el año en curso.

Mientras que la organización cree que las tribulaciones económicas del país no son tan extremos como los que enfrentó Venezuela, afirma que Argentina necesitaría una combinación de medidas similares a la nación caribeña, con “políticas macroeconómicas más restrictivas, un tipo de cambio más débil (es decir.. la devaluación) y menos distorsiones microeconómicas con el fin de sentar las bases para un retorno a la estabilidad y el crecimiento “.

El FMI estima una inflación del 23,9% para el año pasado, mientras que la proyección de una desaceleración de la subida de los precios de 20,5% para 2015 y 2016. Sin embargo, un empeoramiento del déficit fiscal también se prevé, con la cuenta corriente se estima en rojo en la  suma de 1,7% del PIB este año y del 1,8% el año siguiente.

El déficit fiscal primario (sin pago de intereses de la deuda) se calcula en el 1,6% del PIB para 2015, cayendo a 1.4% el próximo año.

mercopress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s